El empleo público como opción

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística, son 5.273.60 las personas que se encuentran actualmente sin trabajo. Esto representa un 22,85% del total de la población activa.

Resulta complicado, por no decir imposible, hacer una previsión de cuando comenzará a revertir esta dramática situación. Los principales agentes económicos y sociales advierten que no habrá creación de empleo a corto y medio plazo. Indudablemente este hecho condiciona las decisiones que vayamos a tomar sobre nuestro futuro, tanto si hemos finalizado nuestros estudios, perdido nuestro empleo o incluso si estamos trabajando y aspiramos a cambiar de empleo.

En estos momentos las opciones que podemos plantearnos son varias: formarnos más y mejorar nuestro currículo,  recurrir al arriesgado mundo del autoempleo, buscar alternativas en otros lugares, tanto en el extranjero como en España -recordemos que el desempleo oscila entre 11,63% del País Vasco y el 29,76% en Canarias-, u optar a ocupar una plaza en la administración pública, ya sea local, autonómica, estatal o de la Unión Europea.

Como ya os hemos comentado en más de una ocasión, nuestro propósito es poner a tu disposición toda la información respecto a las plazas que las distintas administraciones públicas ofrecen, pero también queremos orientarte, aconsejarte, compartir vivencias, escucharte y, por encima de todo, servir de puente hacia tu nuevo empleo.

No es tarea fácil, pero no dejes que el entorno y los medios hagan mella en tu empeño. Es cierto que hay recortes de oposiciones. También que existe una cierta inestabilidad política que puede anular algún proceso ya finalizado (como es el caso de la incertidumbre generada con las oposiciones docentes en lugares como Andalucía). Sin ser lo habitual, todas estas cosas ocurren e independientemente de nuestra postura ante estos hechos, lo primordial es que seamos conscientes de que es la coyuntura en la que nos ha tocado vivir.

Una vez hayas reflexionado acerca de todo esto, hayas puesto en una balanza lo bueno y lo menos bueno de tener un empleo público y te hayas decidido que a pesar de los pesares vale la pena intentarlo, ha llegado la hora de prepararte.

Cuenta con nosotros para lograr tu objetivo.

Cerrar menú