Opositar para la Unión Europea: ¿qué son los agentes contractuales?

 agentes-contractuales

Si te planteas opositar para la Unión Europea es posible que hayas leído en muchas convocatorias la existencia de ofertas para trabajar como “agente contractual”.

De haber vivido en nuestra época, es muy probable que el escritor Frank Kafka se hubiera inspirado en el funcionamiento de la Unión Europea para escribir sus obras. En este post vamos a desenredarte la madeja referida a este tipo de puestos de trabajo.

Los agentes contractuales son trabajadores que las instituciones y agencias de la Unión Europea suelen contratar para incrementar su capacidad sin tener que aumentar su número de funcionarios.

Se les denomina “contractuales” porque su relación laboral está basada en un contrato de trabajo de duración determinada.

Los puestos de agentes contractuales pueden ser muy variados y requerir distintas calificaciones o experiencia profesional. En la mayoría de los casos son de duración temporal aunque en algunas situaciones pueden renovarse en un nuevo contrato de duración indeterminada.

No deben confundirse con lo que la Unión Europea considera su personal temporal, que tiene unos cometidos diferentes y un proceso de selección distinto.

Categorías de agente contractual

Los agentes contractuales llevan a cabo sus funciones bajo la supervisión de funcionarios o personal temporal de la UE. Existen dos subcategorías principales de agente contractual. La primera es la de quienes trabajan:

  • En las Direcciones Generales de la Comisión, en tareas manuales o auxiliares (sólo Grupo de funciones I).
  • En oficinas de la Comisión adjuntas a una Dirección General, como las Oficinas de Infraestructura y Logística de Bruselas y Luxemburgo y la Oficina de Pagos (Grupo de funciones II, III, IV).
  • En Agencias (Grupo de funciones II, III, IV).
  • En Representaciones y Delegaciones de la Comisión (Grupo de funciones II, III, IV).

Los agentes contractuales de este tipo, denominados agentes “3a”, tienen unas perspectivas de empleo a más largo plazo: un contrato inicial de un máximo de cinco años, renovable por un máximo de otros cinco años y que puede convertirse en un contrato de duración indeterminada.

La segunda subcategoría es la de los agentes contractuales denominados “agentes 3b”, que son contratados por Direcciones Generales de la Comisión y de otras instituciones europeas para realizar tareas distintas de las manuales o auxiliares. Es decir, se les contrata:

  • Para sustituir temporalmente a funcionarios ausentes por enfermedad, permiso de maternidad, etc.
  • Para suplir una grave escasez de personal en periodos de mucho trabajo.
  • Para realizar tareas temporales y ofrecer capacidad adicional en campos especializados donde haya escasez de funcionarios con las cualificaciones requeridas.

Los agentes contractuales de este tipo tienen unas perspectivas de empleo a corto plazo, con contratos de hasta 3 años. La duración mínima del contrato es de 3 meses.

Carrera profesional de un agente contractual

Los agentes contractuales se dividen en 18 grados agrupados en cuatro grupos de funciones dependiendo de la responsabilidad del puesto y sus especificaciones:

  • Función 1 (grados 1-3). Tareas de apoyo manual y administrativo.
  • Función 2 (grados 4-7). Tareas de secretaría, de oficina o equivalentes.
  • Función 3 (grados 8-12). Tareas técnicas ejecutivas, de redacción, de contabilidad o equivalentes.
  • Función 4 (grados 13-18). Tareas administrativas, de asesoría, lingüísticas o equivalentes.

El grado se asigna en base a la preparación académica y la experiencia laboral de los candidatos.

Sueldo de los agentes contractuales

Cada grado tiene siete tramos salariales. Cuando se contrata por primera vez a un agente contractual se le otorga el primer tramo salarial y éste va avanzando automáticamente cada dos años. Los sueldos de un agente contractual comienzan a partir de los 1.600 euros mensuales y pueden alcanzar los 5.800 euros al mes.

El sueldo, los complementos y las condiciones de trabajo de los agentes temporales son básicamente los mismos que disfrutan los funcionarios de la Unión Europea:

  • Prestaciones familiares (incluida la indemnización por expatriación).
  • Prestaciones sociales como el seguro médico y los derechos de pensión.
  • Condiciones fiscales.
  • Excedencia por motivos familiares.
  • Permiso anual.
  • Derecho a subsidio de desempleo.
  • Horario de trabajo.
  • Etc.

Para más información puedes consultar una tabla salarial en inglés sobre las condiciones salariales de los agentes contractuales.

¿Cómo acceder a un empleo de agente contractual?

Las normas sobre contratación de agentes contractuales en la Comisión figuran en una Decisión de la Comisión de 02/03/2011.

El proceso de selección es similar al seguido para opositar como funcionario en la Unión Europea. Comienza cuando la Unión Europea publica una convocatoria de manifestaciones de interés para proveerse de agentes contractuales con unos perfiles determinados. Los candidatos interesados deben cumplimentar dentro de plazo una solicitud en línea en el sitio web de la EPSO.

Las solicitudes se conservan en una base de datos. Los candidatos que reúnen las competencias específicas y las cualificaciones exigidas se presentan a una serie de pruebas de aptitud, conocimientos lingüísticos, conocimientos sobre la integración europea y competencia profesional.

Si las aprueban y cumplen los requisitos específicos exigidos por el departamento que los contrata, se les convoca a una entrevista con un comité de selección. Una vez el candidato es considerado apto para el puesto, se le contrata como agente contractual.

Los datos de los candidatos que superan las pruebas se conservan en la base de datos durante tres años. Durante ese período de tiempo pueden ser llamados para realizar nuevas entrevistas.

Si quieres estar al día de la convocatoria de nuevos procesos selectivos para trabajar en la Unión Europea, te invitamos a seguir nuestros perfiles de Twitter, Facebook y Google+.

Cerrar menú