Técnicas de relajación (I)

Técnicas de relajación

Cuando estás opositando, por lo menos en mi caso, los nervios y el estrés están presentes en todo momento. A esto se le suma la ansiedad y el cansancio si además trabajas o tienes una agenda más o menos apretada. ¿Cómo relajarnos?

Existen muchas técnicas de relajación pero yo, como siempre, intentaré hablaros de las que utilizo y me resultan útiles. Ya sabéis que no soy una profesional del tema 🙂

Una opción muy buena es hacer ejercicios con la respiración, ya que considero que es vital para poder sobrellevarlo todo. No solo demos conocer la respiración sino controlarla. No todo el mundo sabe que la respiración consta de tres pasos:

  1. La inspiración que es la entrada de aire en nuestros pulmones de una forma automática.
  2. La expiración, que es expulsar el aire de nuestros pulmones y de nuestro cuerpo.
  3. La retención, una gran desconocida, que es el paso que se da entre la inspiración y la expiración, cuando retenemos el aire en nuestros pulmones. Es el que más me gusta. Consigo relajarme fijándome en ese momento, el cambio entre la inspiración y la expiración, manteniendo un poco la respiración. Después, suelto el aire lentamente, a veces con un poco de sonido en la expulsión. Mi mente por un momento solo se concentra en eso. ¡Es fantástico no pensar en nada más!

Si tienes tiempo, puedes apuntarte a yoga o hacer meditación en casa. Mi consejo es que te prestes a ti mismo la atención que te mereces.

A parte de ejercitar la respiración, también es útil utilizar técnicas de relajación para dormir. Yo suelo imaginar un punto de luz muy lejano que va acercándose a mí poco a poco. Cada vez es más brillante y llega un momento que penetra en mi cabeza a través de la frente. Noto como va relajando mi mente, los párpados, la nariz, las orejas, la boca, el cuello… y así la luz va recorriendo todo mi cuerpo. Siempre sin prisa.

Para que este ejercicio te salga bien, olvídate de la respiración, debe ser tranquila y automática pero no pienses en ella, solo en el punto de luz. No sé si te funcionará pero yo antes de llegar a los pies ya me he dormido.

En el post de la semana que viene os contaré cual es mi mejor técnica de relajación, hace muchos años que la utilizo, antes incluso de opositar, y no me falla nunca. Espero que os ayude. Seguimos en contacto.

Cerrar menú