Cómo hacer un test psicotécnico: tipos (I)

Realizando un test psicotécnico

En la web de Opositar Gratis puedes hallar una pequeña explicación de los diferentes tipos de exámenes que puedes encontrarte en una oposición. Hoy os voy a hablar de los psicotécnicos. Mucha gente los teme, porque aunque “no suelen ser” exámenes con preguntas muy complicadas, requieren de mucha concentración, práctica y agilidad. Lo que se traduce en horas y horas de ejercicios y control de tiempo 🙂

Un test psicotécnico sirve para medir de una forma eficaz aptitudes de una persona como la concentración, la inteligencia, la personalidad, el rendimiento, la precisión y la organización, de ahí que puedas enfrentarte a ellos tanto para conseguir un trabajo en una empresa privada como para estudiar un curso formativo. En las oposiciones, según mi experiencia, se utilizan sobre todo para cribar y filtrar, es decir, para hacer que llegue menos gente al siguiente ejercicio…

En un mismo examen podemos encontrarnos con todo tipo de ejercicios psicotécnicos. Podemos agruparlos según el área que traten de medir:

  • Aptitudes verbales: se miden por medio de ejercicios de ortografía, sinónimos, antónimos, analogías verbales, vocabulario…
  • Aptitudes numéricas: suelen recogerse a través de operaciones con decimales, reglas de tres sencillas, problemas de tantos por cien…
  • Aptitudes de razonamiento: normalmente la lógica que utilizan este tipo de ejercicios suele ser de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. También podemos encontrar series de operaciones con números, series de figuras, fichas dominó, monedas…
  • Capacidad administrativa: aquí hablamos de ordenación alfabética, resistencia a la fatiga y detección de errores (contar símbolos, dibujos o buscar un modelo dado)… Necesitan muchísima atención y concentración.
  • Capacidad de retención: miden la memoria visual, auditiva y lectora. Un ejercicio muy bueno para practicarlos consiste en memorizar objetos o figuras y luego reproducirlas teniendo en cuanta el mínimo detalle.
  • Capacidad mecánica: miden la destreza y habilidad. Normalmente aparecen en pruebas de personal subalterno. Ejemplos: palancas y problemas mecánicos.

Si ves que una determinada área te cuesta más que las demás a la hora de prepararte, ¡No te desanimes! La solución es fácil, debes practicarla más. ¡Ánimo!

En el próximo post os daré unas nociones básicas por si os queréis meter de lleno en la preparación de este tipo de exámenes.

Segunda parte:

Cómo hacer un test psicotécnico: consejos (II)

Cerrar menú