Pocas oposiciones, ¿efecto llamada?

Pocas oposiciones, ¿efecto llamada?

Dicen que nunca llueve para el gusto de todos. El anuncio de que habrá oferta de empleo público docente en Andalucía y País Vasco y la posibilidad de que se sumen Cantabria, Canarias y Madrid, ha generado una controversia en estas comunidades.

Mientras que muchos opositores celebran la oportunidad de obtener una plaza, otros muchos se están quejando del posible efecto llamada que las oposiciones podrían tener para gente proveniente de otras comunidades, lo que mermaría las posibilidades de acceso de los aspirantes locales.

En mi humilde opinión el efecto llamada existe pero su verdadera causa no es otra que los recortes.

Con una tasa de reposición del 10 por ciento y una tasa de paro cercana al 23 por ciento (y sube…) da igual en qué sitio y en qué momento se publique la oferta de empleo público. Siempre habrá muchos más aspirantes que plazas ofertadas y siempre habrá gente proveniente de otras comunidades probando suerte en tu comunidad, haya convocatorias en la suya propia o no.

Esta es la cruda realidad. Cada vez son más las personas que, ante la escasez general de plazas, están dispuestas a desplazarse para obtener un empleo en la función pública.

Este fenómeno ya se daba cuando se anunciaba oferta de empleo público simultáneamente en todas las comunidades, y ahora que ha bajado el número de plazas, se dará aún más independientemente del número de convocatorias y el lugar en el que se hagan. El problema no es que haya oferta docente sólo en algunas comunidades. Es que hay pocas plazas.

Por supuesto, todo esto es discutible y matizable. ¿Tú qué opinas?

Cerrar menú