¿Oposiciones libres o por concurso oposición?

Esta semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha saltado a la palestra lamentando que en los cuerpos docentes «está prácticamente vedado hacer oposiciones libres, que es lo que me gustaría hacer».

Dejando de lado que es la misma administración que dirige Aguirre la que tiene la potestad de convocar oposiciones, el tema es muy interesante y provoca posiciones muy encontradas.

Unas oposiciones libres son aquellas que están abiertas a todo el mundo que cumpla unos requisitos determinados y que otorgan la plaza a las personas que hayan obtenido las notas más altas. Se valora el mérito y la capacidad de una manera igualitaria, transparente y objetiva.

Pero en el sistema educativo español se convocan pocas oposiciones libres a docente. La mayoría se hacen mediante concurso oposición, lo que significa que se valoran en el candidato otros méritos como la experiencia en la bolsa de trabajo.

Esto hace que, en la práctica, la mayoría de los aspirantes a docente hayan de pasar un rato trabajando como interinos antes de obtener su plaza, y ese rato puede volverse eterno.

En la bolsa de trabajo entran las personas que se hayan quedado sin plaza en alguna convocatoria e incluso, en algunas ocasiones y comunidades autónomas, no es necesario haberse presentado a ninguna para entrar en ellas.

Este sistema provoca situaciones como que en un concurso oposición pueda quedarse con la plaza una persona que lleve tiempo trabajando como interino en detrimento de alguien que haya sacado una mejor nota, que a su vez pasa a formar parte de la bolsa de trabajo.

La polémica, obviamente, está servida. Hay quienes defienden este sistema porque otorga experiencia previa a los candidatos a profesores. Hay quienes opinan que puede dar lugar a arbitrariedades, fomenta la precariedad y perjudica la calidad de la enseñanza.

Desde el punto de vista de los aspirantes, depende de la situación en la que uno se encuentre. A nadie le gusta ser interino, pero si lleva años trabajando como docente le parece justo que se valore su experiencia en el momento de repartir las plazas. En cambio, si te presentas por primera vez a unas oposiciones, seguramente verás injusto que no se premie tu esfuerzo con una plaza fija.

Y tú, ¿qué prefieres? ¿oposiciones libres o por concurso oposición?

Cerrar menú