Los despidos podrían afectar a 100.000 empleados públicos

No vivimos buenos tiempos para trabajar en la administración pública. A los anuncios de nuevos recortes de sueldo se le ha sumado un nuevo runrún: la pretensión del Gobierno de echar a la calle a empleados públicos.

El pistoletazo de salida lo dio la semana pasada la diputada del PP y presidenta de la Comisión de Economía y Competitividad en el Congreso Elvira Rodríguez, que aseguró que el Gobierno prepara un plan para recortar el tamaño del sector público y habló directamente de futuros despidos.

Esta semana ha llegado un nuevo susto de la mano del diario digital Finanzas. Esta cabecera económica, propiedad del grupo Vocento, se refiere a “fuentes del Ejecutivo” para cuantificar la medida en “el despido de al menos 100.000 empleados públicos”. Incluso llega a atribuir a “otras fuentes del PP” que la cifra podría aumentar hasta casi 300.000.

La noticia ha corrido como la pólvora y se han hecho eco la mayoría de los medios de comunicación, sin que haya salido ningún miembro del Gobierno a desmentirla.

No hay nada oficial. Pero si el río suena es probable que sea porque lleve agua. Y más con la que está cayendo. De hecho, algunas comunidades autónomas ya han comenzado a eliminar plazas de personal interino. Este es el caso de la Comunitat Valenciana, donde se estima que unos tres mil profesores interinos no tendrán plaza el próximo curso.

Ante la que se avecina, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha puesto en marcha un observatorio para combatir los despidos de los empleados públicos. La totalidad de sindicatos con presencia en el sector público ya han anunciado protestas y movilizaciones y se espera un próximo curso calentito.

De confirmarse estos despidos, el horizonte no se presenta nada halagüeño para las oposiciones. Recordemos que al menos en el sector educativo el Gobierno se había comprometido a lanzar en 2013 la oferta de empleo público que había aplazado este año.  Y que hay centenares de miles de aspirantes en vilo a la espera de nuevas convocatorias. Estaría bien que alguien del Gobierno diera la cara y explicara qué piensan hacer con las oposiciones en este contexto de recortes.

Cerrar menú