Habrá oposiciones, pero menos

Durante la pasada campaña electoral hubo muchos rumores que alertaban sobre la posibilidad de una congelación de la oferta pública de empleo para los siguientes cuatro años. Se trataba de un punto que figuraba de una manera genérica en el programa electoral del partido que después resultaría ganador, el PP, y es lógico que generara algunos temores entre las personas que aspiran a presentarse a una oposición.

Mariano Rajoy avanzó ayer en su discurso en el Debate de Investidura algunas pistas sobre cuáles podrían ser sus planes para las ofertas de empleo público.

Así, según el diario El Mundo, habló de un “redimensionamiento del sector público y del personal a su servicio”, que pasaría por una tasa de reposición del personal del 0 por ciento excepto en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en los servicios públicos básicos.

Esto quiere decir que habrá convocatorias de plazas para cuerpos como la Policía Nacional y para lo que se consideran como servicios básicos.

Y ahora viene la pregunta del millón: ¿Qué es un servicio básico? La verdad es que es difícil de dilucidar, ya que a priori servicios como la sanidad, la justicia, el cobro de impuestos, pueden considerarse como básicos.

Habrá que esperar a que el Gobierno deshoje definitivamente la margarita y publique en el Boletín Oficial del Estado qué tipo de plazas son las que considera como un servicio básico.

Sea como sea, después del anuncio de Mariano Rajoy, parece que sí habrá convocatorias de oposiciones, aunque habrá menos.

Mi recomendación para todas aquellas personas que os estáis preparando una oposición es que sigáis en vuestro empeño. El contexto de crisis en el que estamos no es halagüeño pero tarde o temprano llegará esa convocatoria que tanto anheláis y debéis estar preparados para superarla. Si no, otras personas lo estarán por vosotros.

Mientras tanto, en la web de Opositar Gratis seguimos publicando nuevas convocatorias de oposiciones. Ahora mismo hay abiertas diversas convocatorias para plazas tan variadas como investigadores, bomberos conductores, informáticos, auxiliares y técnicos superiores. La crisis aprieta pero no ahoga. Hay luz al final del túnel.

Cerrar menú