Trabajar como becario en las administraciones públicas

La congelación de las oposiciones y la reducción de las plantillas de empleados públicos han aumentado el número de becas que se ofrecen para trabajar en las administraciones públicas.

En muchos casos se trata de una situación injusta, ya que se utiliza a becarios en actuaciones que le corresponden a trabajadores públicos, lo que supone una degradación de las condiciones laborales habituales en la función pública y un fraude respecto a la utilización de la figura legal del becario, concebida para la formación y no para cubrir puestos de trabajo.

Aún así, las condiciones suelen ser mejores que las que tienen los becarios en la empresa privada y si necesitas urgentemente conseguir un empleo es una opción que debes tener en cuenta.

Dependiendo del lugar de trabajo y el horario laboral, las becas suelen ser de 6 meses a varios años y oscilar entre los 400 y los 1.500 euros mensuales, . Eso sí, los becarios no cotizan a la Seguridad Social ni tampoco tienen derecho al subsidio de desempleo. Ser becario puede ser un apaño temporal pero nunca la solución ideal.

El procedimiento habitual para acceder a una beca es el concurso. El aspirante debe cumplir una serie de requisitos específicos, como poseer unos estudios o tener un perfil profesional determinados. Además suele haber limitaciones de edad, ya que las becas están vinculadas a la formación. Al igual que ocurre con las oposiciones, las becas se anuncian en el Boletín Oficial del Estado y los correspondientes boletines oficiales de las comunidades autónomas. En Opositar Gratis puedes encontrarlas buscando en el apartado de Boletines. ¡Suerte!

Cerrar menú